Llegamos a Las Vegas pensando que esta ciudad en medio del desierto, conocida por ser la capital del entretenimiento, sería demasiado artificial para nuestro gusto, pero la verdad es que la experiencia fue alucinante. Aunque Las Vegas no es solo casinos y hoteles, como mucha gente dice. Hay muchas más cosas que hacer para divertirse: desde ir a conciertos o espectáculos, hasta montarse en una montaña rusa o la noria más grande del mundo, pasando por celebrar una boda vestido de Elvis Presley o Marilyn Monroe. Y recuerda que lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas.

El Strip es como se conoce a Las Vegas Boulevar South, la avenida principal de la ciudad que habrás visto en montones de películas y series, ya que es donde se encuentran los hoteles y casinos más importantes. Mide 6 km y podríamos decir que va desde el cartel de ‘Welcome to Fabulous Las Vegas’ hasta el hotel Stratosphere. Dicen que se puede puede cruzar el Strip de una punta a otra a través de sus hoteles y casinos, sin tener que pisar la calle.

Un poco más al norte, fuera del Strip, se encuentra el Downtown, que fue el origen de Las Vegas, lo que podría considerarse el centro. La calle principal es Fremont Street, que durante un tiempo fue el lugar preferido de ocio de la ciudad hasta que empezaron a construirse los grandes casinos y hoteles del Strip. Aquí hacen la Fremont Street Experience, un espectáculo de luces, vídeo y sonido en el techo que cubre una parte de la calle, donde han puesto una de las pantallas más grandes del mundo, y donde también hay una tirolina. Está a unos 40 minutos andando del último hotel del Strip, el Stratosphere. En el Downtown también hay muchos hoteles, casinos, capillas, salas de conciertos y espectáculos, bares y restaurantes. 

El cartel ‘Welcome to Fabulous Las Vegas’, situado en la parte sur de Las Vegas Boulevard, marca el inicio del Strip y es uno de los símbolos de la ciudad. Es una foto clásica, que todo el mundo se hace, con el hotel Mandalay Bay de fondo. Casi siempre hay mucha cola, pero cuando llegue tu turno tendrás el cartel para ti solo y un hombre haciéndote fotos a cambio de una propina. En la parte de atrás dice ‘Drive carefully, come back soon’ (conduzca con cuidado, vuelva pronto).

Todos los hoteles importantes están concentrados en Strip así que puedes ir andando a todas partes, lo único que está un poco más separado es la calle Fremont. Pero si no quieres caminar mucho, especialmente durante el día, cuando hace mucho calor, puedes coger un autobús. Hay dos tipos: el Deuce, que recorre el bulevar las 24 horas y va parando en los hoteles y puntos más importantes o el SDX, que funciona hasta medianoche y es más rápido porque no para en todos los hoteles. El ticket es el mismo para ambos y cuesta $6 individual, $8 para todo el día o $20 para tres días. También hay un monorrail que conecta la parte trasera de los hoteles y funciona hasta las 03:00. El billete individual cuesta $5 y para todo el día $13.

El aeropuerto está muy cerca del Strip, de hecho se puede ir andando si tu hotel está en la parte sur del bulevar. Si no, puedes coger un Shuttle bus, que cuesta unos $5 y va parando en todos los hoteles, o un Uber, que saldrá por unos $10-15.

Para comer hay muchas pizzerías o hamburgueserías, algunas franquicias, así como mucha variedad de comida internacional. Otra opción son los buffets libres de los hoteles ($10-20), donde puedes comer sin tener que alojarte. En la zona del Strip es todo más caro y siempre hay demasiada gente en los restaurantes, así que si no quieres esperar una larga cola, lo mejor es alejarse unos minutos de aquí.

Lo más típico y uno de los principales atractivos de Las Vegas es alojarse en uno de los famosos hoteles del Strip. Lo mejor es mirar en Booking con antelación para encontrar buenas ofertas, teniendo en cuenta que durante la semana el precio de los hoteles baja mucho, pero durante los findes se dispara.

Estos hoteles son enormes. Para que te hagas una idea, ocho de los 10 hoteles más grandes del mundo están en Las Vegas. Dentro tienen de todo para que no tengas que salir a la calle y te gastes todo tu dinero en ellos: tiendas, bares, restaurantes, teatros, gimnasios con spa, piscinas, discotecas y hasta capillas para casarte. De hecho, cuando te ven jugando en las mesas, las camareras te traen bebidas gratis, para retenerte. Eso sí, te recomiendo que vayas con efectivo o que lo saques fuera del Strip, porque las comisiones por sacar dinero dentro de los casinos son abusivas.

Nosotros no teníamos mucho presupuesto, así que nos quedamos en el Fortune Hotel & Suites, que estaba a 15 minutos andando del Strip. Teníamos una habitación doble con baño privado bastante grande, con aire acondicionado, piscina, desayuno incluido y transfer gratis al aeropuerto. No estaba mal, pero si tu presupuesto te lo permite, yo te recomendaría que te quedases en uno de los hoteles clásicos del Strip.

Algunos de los hoteles más famosos de Las Vegas son:

El Venetian, ambientado en la ciudad italiana, con el campanario de la plaza San Marco y los canales donde puedes pasear en góndola.

El Paris, con el Arco del Triunfo, la fachada de la Ópera y una Torre Eiffel de más de 100 metros de altura.

El New York New York, con una fachada que representa el skyline de Nueva York y una montaña rusa.

El Excalibur, que recrea un castillo medieval. 

El Caesars Palace, inspirado en el Imperio Romano.

El Circus Circus, con el parque de atracciones Adventuredrome.

El MGM Grand, el hotel más grande de Las Vegas y el segundo más grande del mundo.

El Stratosphere, con su torre de 350 metros con el mirador y las atracciones.

El Bellagio, el hotel más caro de construir, con su espectáculo de fuentes.

El Luxor, inspirado en la civilización egipcia, con forma de pirámide.

El Wynn, uno de los más lujosos de la ciudad.

El Golden Nugget, con la pepita de oro más grande del mundo y su piscina con tiburones.

El Flamingo, el primer hotel que se construyó en el Strip.

El Mirage, con su espectáculo de la erupción del volcán.

El Treasure Island, de temática pirata, con su show Mystère, considerado como el mejor espectáculo de Las Vegas.

La capital del entretenimiento es famosa por sus espectáculos y su oferta de ocio, tanto de día como de noche. Puedes asistir a conciertos de los cantantes más famosos del mundo, como Jennifer López, Celine Dion, Cher o Elton John, algunos de los cuales tienen actuaciones fijas en los hoteles de Las Vegas. También puedes ver monólogos, shows de magia como el de David Copperfield, musicales, etc. Algunos de los mejores espectáculos son Le Rêve, Blue Man Group o los del Cirque du Soleil (KÀ, Mystère, O, Beatles, Michael Jackson). Además, durante el día organizan fiestas en las piscinas de los hoteles y por la noche los mejores DJs del mundo pinchan en discotecas como Parkland, XS, The Marquee, The extreme y Omnia. También son conocidos los clubes de striptease, sobre todo en las despedidas de soltero.

Si vas justo de presupuesto, hay espectáculos gratis como las fuentes del Bellagio o la erupción del volcán en el Mirage. También puedes probar suerte con apuestas de $1 en las ruletas de los casinos, jugar en las tragaperras por 1 céntimo o hacerte una foto con un millón de dólares en efectivo. Además, puedes ver gratis la pepita de oro más grande que se haya encontrado en la historia, que está expuesta en el hotel Golden Nugget. La compraron por un millón de dólares y pesa más de 27 kilos.

Y si te gustan los parques de atracciones, en Las Vegas tienes varias opciones, la mayoría dentro de los hoteles. Por ejemplo, el Stratosphere tiene una torre de 350 metros de altura, con el mejor mirador de Las Vegas y tres atracciones no aptas para gente con vértigo.

El hotel New York, New York tiene una montaña rusa con la que puedes surcar el skyline de Nueva York a más de 100 kilómetros por hora ($15). También puedes subir a la High Roller, la noria panorámica más grande del mundo ($25 hasta las 17h y $35 más tarde). El Circus Circus incluso tiene su propio parque de atracciones: el Adventuredrome ($33).

En Las Vegas se celebran cientos de bodas al día, debido al bajo precio, a la facilidad para obtener la licencia de matrimonio y sobre todo, para imitar a muchos famosos y estrellas de Hollywood que se han casado aquí. Las bodas pueden ser legales, claro, aunque también tienes la opción de hacerla de teatro o temática, solo para divertirte y sin todo el papeleo (como la típica de Elvis Presley y Marilyn Monroe). Aunque casi todos los hoteles tienen una capilla dentro, lo común es hacerlo en las de fuera, donde se han casado personajes históricos.

Si tu bolsillo te lo permite, una experiencia espectacular es hacer una excursión en helicóptero o avioneta al Gran Cañón, pasando por la presa Hoover, que están muy cerca, con precios que varían entre los $100 y los $300. Y también puedes sobrevolar Las Vegas en helicóptero, tanto de día como de noche. Muchos viajeros recomiendan la compañía Papillon para hacer estos tours, podéis echar un vistazo en su página web. Yo no pude hacerlo, pero sin duda debe de ser una pasada.