VIENA

Teníamos ganas de visitar una ciudad con especial atmósfera navideña, con mercadillos, decoración y luces típicos de esta época del año. Viena es la ciudad perfecta para ello, así que allí fuimos a pasar unos días a mediados de diciembre, en plena navidad, cuando el ambiente es espectacular. Por cierto, una curiosidad, aquí se inventaron las bolas de cristal con nieve en 1990.

La ciudad nos encantó. Es bonita, limpia y cuidada, con una arquitectura imperial que alterna grandes palacios con edificios de la posguerra y otros más modernos. Nos alojamos en un Airbnb, que siempre es una buena opción para conocer gente local. Estaba junto a la Ópera, así que bastante céntrico, y bien de precio.

Viena tiene mucha historia y tuvo una gran trascendencia en el desarrollo de la historia europea, especialmente durante la época del Imperio Austrohúngaro y las dos guerras mundiales. A nosotros, por ejemplo, nos pareció muy interesante el palacio Schönbrunn para conocer la dinastía de los Habsburgo, una de las más poderosas e influyentes de Europa.

La comida austriaca es famosa por sus dulces (por ejemplo los crepes o el strudel). Probablemente sus platos más conocidos son el escalope vienés (wiener schnitzel), las albóndigas (knodel) y el gulasch, aunque éste proviene de Hungría. También dispone de una gran oferta cervecera y de vinos. A nosotros nos encantó el vino caliente (gluhwein) y todas sus variedades.

Su moneda es el Euro y el idioma oficial el alemán, aunque la lengua materna principal es el austrobávaro, una variedad del alemán pero más antigua, similar aunque a su vez con características propias. Al no ser oficial, no cuenta con apoyo político ni una ortografía estandarizada.

No es de las ciudades más baratas de Europa, aunque tampoco es excesivamente cara. Aquí os dejo una lista de precios para que os orientéis:

  • Metro: 2’4€ el viaje
  • Cerveza: 4-5€
  • Café: 2-3€
  • Desayuno (café con cruasán): 4-5€
  • Comida o cena en un restaurante: 15-20€ por persona
  • Gluhwein (vino caliente): 3-4€ (a veces se paga un depósito por la taza del mismo precio)
  • Alojamiento: 30-50€ la noche por persona (en Airbnb o habitación doble de hotel medio)

Para ir del aeropuerto al centro (y viceversa) hay varias opciones. Hay un autobús (8€) que, en nuestra opinión, es la peor opción, por tiempo y precio. La manera más rápida (a parte del taxi, obviamente) es en tren. Hay dos trenes que hacen el recorrido. Uno es el CAT, que tarda 16 minutos, cuesta 12€ y es bastante cómodo; el otro es el OBB (S7), que tarda 25 minutos, cuesta 2’3€ y es, en nuestra opinión, la mejor opción.

Seguro que tendréis pensado visitar los principales puntos turísticos de Viena, así que os aconsejamos adquirir el Vienna Pass, una tarjeta que te permite ver los principales atractivos de la ciudad de forma más económica y además evitando algunas colas. Su precio varía dependiendo del número de días que la uséis. Tened cuidado cuando organicéis vuestro itinerario, porque en los museos se emplea bastante tiempo. Aquí tenéis el link a la página oficial para más información y los precios: https://www.viennapass.es

  • 1 día: 59€
  • 2 días: 89€
  • 3 días: 119€
  • 6 días: 154€

Si disponéis de tiempo, podéis acercaros a Bratislava, la capital de Eslovaquia, que se encuentra sólo a 60 kilómetros (una hora en autobús, desde 5€). En este blog podéis echarle un vistazo a nuestra experiencia.

A continuación os dejo la lista con lo que más nos gustó de Viena, una ciudad ideal para disfrutar de un espectacular ambiente navideño.

Qué hacer en Viena (Top 10):

  1. Palacio Schönbrunn (14-20€ dependiendo del tipo de tour): Incluido en el Viena Pass, el tour largo. Los jardines y el mercadillo son gratis, se paga por el museo dentro del palacio, donde te explican la historia y vida de los reyes y emperadores de Austria que vivieron ahí, conservando sus habitaciones prácticamente igual. Está un poco alejado del centro (15-20 minutos en bus). Es muy interesante y una de los principales atractivos de la ciudad.
  2. Palacio Belvedere (13-25€ dependiendo del edificio que visites): cuenta con el palacio superior (actualmente un museo muy importante con obras originales de Klimt y David, 15€) y el palacio inferior (antigua residencia del emperador, ahora otro museo con exposiciones temporales y un jardín privado, 13€). El Vienna Pass incluye la visita conjunta. Los jardines de alrededor, así como un pequeño mercadillo, son gratis. Está un poco más céntrico que el Schönbrunn y es también uno de los principales palacios para visitar, aunque a mí no me pareció tan interesante como el anterior.
  3. Sightseeing Bus (28€ un día): se trata de un autobús con audio-guía que va pasando por los principales puntos importantes de la ciudad, mientras te explican la historia y apuntes interesantes. Te puedes bajar y subir cuantas veces quieras. La audio-guía es en tu idioma y ellos te proporcionan los auriculares. Está incluido en el Vienna Pass y es una buena manera de moverte por los principales sitios de la ciudad.
  4. Prater: es un recinto con museos, puestecillos y atracciones tipo feria, como el museo de cera Madame Tussaud (23€) o una noria con buenas vistas sobre la ciudad (10€), ambos incluidos en el Vienna Pass.
  5. Catedral de Saint Stephen: es la iglesia más grande de la ciudad, en pleno centro, rodeada de mercadillos navideños. Entrar es gratis pero sólo a una parte, el resto forma parte de un tour donde se pueden ver unas reliquias y cuesta 5’5€, incluido en el Vienna Pass. 
  6. A la Ópera se puede entrar con un tour guiado (a partir de 20€) o asistiendo a un concierto (con precios desde 50 a 500€, dependiendo del espectáculo y del tipo de palco). Las entradas se ponen a la venta a partir de Abril y se agotan en seguida, aunque reservan 500 entradas baratas que salen a la venta 90 minutos antes de cada función. Son para asistir de pie y cuestan 3-4€, por lo que hay que hacer cola varias horas antes de que abran las taquillas.
  7. La iglesia de Saint Charles (Karls Kirche) se puede visitar por dentro y subir en ascensor para disfrutar de las vistas del centro. Se encuentra frente a uno de los mercadillos navideños más grandes y cuesta 8€.
  8. El mercadillo navideño más grande de todos está frente al City Hall en Rathaus Platz. Se puede patinar sobre hielo (8€) y disfrutar de diferentes tipos de comida y bebida local, así como objetos artesanales, rodeados de luces navideñas y villancicos en directo. A nosotros fue el que más nos gustó.
  9. El Hundertwasser Village y casa son un par de coloridos edificios hechos con diversos materiales y formas fantasiosas, diseñados por el arquitecto Friedensreich Hundertwasser. Consiste en una urbanización privada frente a un pequeño centro comercial (básicamente un patio con un bar rodeado de tiendecillas artesanales), que conjugan un diseño moderno con componentes de naturaleza que caracterizan el estilo de este artista.
  10. La vida nocturna no es muy movida, aunque hay una zona de bares y restaurantes llamada el Triángulo de las Bermudas, donde se pueden beber muchos tipos de cerveza local, con happy hour para presupuestos mochileros. Nos sorprendió que se pudiera fumar dentro de muchos bares. Nosotros cenamos en el Bermuda Bräu, recomendable.

Otros atractivos incluidos en el Veinna Pass son el museo Albertina (13€), el palacio imperial Hofburg (14€), el museo de Arte e Historia (15€) y la torre del Danubio (14’5€).

¡Comparte si te gusta!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin