Estados Unidos fue una grata sorpresa. Nunca me había llamado especialmente la atención, pues lo veía como un país consumista y superficial. De hecho, aún no sé qué me hizo cambiar de idea mientras organizaba un viaje por Cuba y Centroamérica, pero de repente me dio por mirar vuelos a Nueva York. Los precios eran muy asequibles y las fechas me cuadraban, así que me decidí por Estados Unidos. Y he de reconocer que, junto con la primera vez que fui a Asia, este ha sido uno de los viajes más apasionantes y espectaculares que yo haya hecho. Visité lugares que había visto innumerables veces en las películas y series americanas, así que por momentos tenía la sensación de estar en un estudio de cine, donde muchas cosas son nuevas pero conocidas al mismo tiempo. 

En Estados Unidos todo es grande, fascinante y ostentoso, pero también hay mucho contraste y desigualdad, ya que todo es muy caro y privado (por ejemplo la sanidad o la universidad), lo que genera millones de mendigos y personas que viven en la calle en situación de extrema pobreza. Esto, unido a la facilidad para conseguir armas, hace que a veces sea peligroso caminar por ciertas calles o a ciertas horas.

Mi recorrido fue el siguiente: 

  • NUEVA YORK
  • FILADELFIA
  • WASHINGTON D.C.
  • LOS ÁNGELES
  • SAN FRANCISCO
  • YOSEMITE & DEATH VALLEY
  • LAS VEGAS
  • CHICAGO

CONSEJOS:

  • Dinero: llevad un par de tarjetas, por si acaso. Recomiendo la Revolut, para sacar dinero y hacer pagos sin que te cobren comisión y además te hacen muy buen cambio al momento. 
  • Seguro de viaje: muy recomendable, casi obligatorio. La sanidad allí es privada y muy cara. Recomiendo Iati estándar, está genial de precio, cobertura y anulación.
  • Tarjetas de teléfono móvil: Hay algunas compañías con roaming en Estados Unidos (preguntad). Si no, allí hay tarjetas prepago con internet (T-Mobile por ejemplo). También hay tarjetas tipo holafly con internet para llevar.
  • Visado: Para entrar en Estados Unidos desde España hay que tener una visa. Es muy fácil conseguirla, simplemente tienes que rellenar un formulario online con tus datos y te la envían al email. Cuesta $14 y prácticamente se la dan a todo el mundo que no tenga antecedentes penales. Sólo hay que tener cuidado con un timo: hay sitios web que te cobran otros $40 solo por tramitarla, cuando es absolutamente innecesario, por lo que debes estar seguro de que lo haces desde la página oficial (https://esta.cbp.dhs.gov/). Si te intentan cobrar más de $14, no pagues, te están engañando.
  • Tasas: Hay que tener cuidado cuando compréis algo porque la mayoría de las cosas en Estados Unidos muestran el precio sin tasas, y luego cuando vais a pagar, le añaden el porcentaje de tasas correspondiente (en Nueva York es el 8,875%). Por ejemplo, estás comprando en una tienda y vas a pagar una camiseta cuya etiqueta dice $10. Cuando estás en caja, el empleado te dice: $10,88. Esos 88 céntimos son las tasas. Y en los hoteles es mucho más caro. Algunos productos ya llevan las tasas incluidas en el precio final, por eso a veces es muy difícil saber el precio exacto que vas a terminar pagando.
  • Propinas: En Estados Unidos existe la costumbre de dejar propina en bares, restaurantes, hoteles y este tipo de negocios (por ejemplo a camareros, botones, repartidores de comida, taxistas, etc). No es obligatorio, pero casi, y está muy mal visto si no la dejas. Esto se debe a que los sueldos de estos trabajadores son muy bajos, para que se esfuercen en dar un buen servicio y así reciban propinas. Muchas veces, los camareros ganan más en propinas que con su propio sueldo. Se suele dejar entre un 15% y un 22%. Cuando pides la cuenta, puede venir ya la cantidad sugerida o calculada abajo, y tú puedes escribir la cantidad que quieres dejar. Incluso en algunos sitios puede venir incluida directamente en la cuenta (aunque no es lo común, y siempre puedes exigir que no lo hagan). 

PRECIOS:

Estados Unidos es un país muy caro, sobre todo si quieres viajar con un mínimo de comodidad. Además, los precios suben mucho en temporada alta, por lo que os recomiendo organizar el viaje y reservar todo con bastante anterioridad. La parte buena es que también se puede viajar con un bajo presupuesto. Aquí dejo algunos ejemplos:

  • Baggle o donut: $1
  • Café: $1-2
  • Un par de trozos de pizza con bebida: $3-5 (especialmente en Nueva York hay muchas ofertas de este tipo)
  • Un menú de Hamburguesa con patatas y bebida: $12 (por ejemplo en Five guys o Shake Shack)
  • Menú de comida árabe o china: $5
  • Ensalada: $5-6
  • Pinta de cerveza en un pub: $6

La ropa es bastante más barata que en Europa, sobretodo en los outlets, por eso mucha gente se trae una maleta facturada de más a la vuelta, llena de ropa. 

El alojamiento es probablemente lo más caro de Estados Unidos. Si no viajas en temporada alta, puedes encontrar cositas por unos $40 la noche, aunque normalmente tendrás que compartir habitación o casa con alguien más.

¡Comparte si te gusta!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin