Cuando vas a viajar fuera de Europa es recomendable que te pongas algunas vacunas. Ocurre lo mismo que con el seguro, la mayoría no son obligatorias (depende del país del que vengas), pero sí recomendables. Hay gente que viaja sin vacunarse durante años y no le pasa nada, pero también los hay que viajan un mes y pillan alguna enfermedad que los tiene dos semanas en el hospital, incluso habiéndose puesto todas las vacunas.

Para informarte mejor, lo más recomendable es ir al centro de vacunación internacional más cercano o a tu centro de salud, un par de meses antes del viaje. Cada vacuna requiere unas dosis y unas pautas diferentes, por lo que conviene ir con antelación. Además, dependiendo de la zona que vayas a visitar, necesitarás unas u otras.

Recuerda que llevar puestas todas las vacunas no te hace invencible. Deberás seguir tomando las precauciones básicas, como usar repelente de mosquitos, no jugar con animales que puedan contagiar la rabia, y esas cosas.

He escuchado gente que no se vacuna por miedo a los efectos secundarios. Bueno, yo me puse todas las recomendables y no me pasó absolutamente nada. Tal vez las pastillas de la malaria pueden ser las más fuertes, y realmente no te protegen 100% contra esa enfermedad, por lo que en este caso puedes optar por embadurnarte con repelente de mosquitos durante las horas críticas o donde más riesgo haya. Pero el resto de vacunas y pastillas no suelen generar problemas de este tipo.